Travestirse para -más que- sobrevivir

Las características femeninas y de feminidad han sido adjudicadas a los cuerpos biológicos femeninos, desde hace miles de años; el pelo largo, sedoso, con brillo, las manos delicadas y suaves, la piel tersa y sin manchas, complexión corporal menuda y frágil, voz dulce y baja. Ciertamente, éstos y más rasgos, son reconocidos a nivel internacional como elementos que conforman a ‘las mujeres’. La viabilidad y efectividad de dichos elementos, tienen una relación directa con las normas y reglas impuestas a la sociedad, quien también es la encargada de decir y decidir, cuáles son las actividades y espacios propios de un sexo y de otro.

1s3dtkro1_1280

Aun es común escuchar la palabra “afeminado” para dar pie a burlas, como: “tal cosa ‘como niña’”, o lo mal que está que te gane una mujer, etcétera. Y es que la feminidad es considerada débil, inferior, dependiente y subordinada a la masculinidad. Esto se debe…

Ver la entrada original 651 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s